20101230

2010

Al igual que el año pasado, esta vez quise hacer una memoria gráfica de mi año. Seguro faltan un montón de cosas y personas (muy difícil tener imágenes de todo y todos), pero eso no significa que no sea importante. Sí quisiera hacer mención especial a las dos personas que se fueron este año: mi Abuela y Pako. Seguro ya están en un lugar mejor y espero aprovechar su ejemplo para ser una mejor persona en este 2011.

Feliz Año nuevo para tí, lector desconocido.

Sebastián

20100529

20100411

I think it's apparent that I need to rethink my life a little bit
--Remy, Ratatouille--

20100307

"Life will knock us down, but we can choose to get back up"
-Jackie Chan, en KarateKid-

A new beggining

Bueno, pues pasó la primera noche en nuestra nueva casa. Atrás quedan los 9 años que pasamos en Nabor Carrillo 76 A, y empezamos una nueva etapa en Oaxaca 31. ¿Cuánto habrá de durar? quién sabe, los expertos no se ponen de acuerdo, pero se estima que cualquier tiempo inferior a los tres meses es mera Utopia. En parte está bien, creo que hace falta un tiempo de pausa antes de volver a vivir el cansancio de una nueva mudanza. Ojo, no es propiamente un cansancio físico, pues, normalmente, de la cargada se encarga la mudanza; es más bien un desgaste mental que cala a otros planos.

¿Qué decir de mi vieja casa? Es difícil resumir 9 años de historia a sólo unas pocas líneas. Podría decir que ahí viví momentos muy buenos, mezclados con momentos muy amargos y tristes. Que en el tiempo que viví ahí he visto llegar a muchas personas, entre las que están mis mejores amigos, y también me tocó ver marcharse a seres que quiero (sí, digo quiero y no quise; y aquí sí personalizaré: mis tres abuelos, Magguie, Darmus, el gato...), logros personales con algún que otro tropiezo (decir fracaso suena muy feo). Pero decir todo esto, sería decir que ahí viví una vida, y eso es alentador.

Los últimos meses en Nabor Carrillo fueron de un estancamiento en muchos sentidos, y tal vez lo que tenía que pasar es que llegara un cambio para echar a andar toda una maquinaria de cambio. Esperemos que así sea...estaré comentando.

20100220

Son carreras, no carreritas

Elegir una carrera es una decisión muy importante como para hacer a una edad tan temprana. A veces antes de tener edad para abrir una cerveza o ir a votar, un(a) joven ya tiene que estar respondiendo a ¿qué quiero hacer con el resto de mi vida? Es cierto que el resultado de elegir una carrera dista mucho de determinar el éxito o fracaso de una vida, y sin embargo, un error ahí puede causar infelicidad y pérdida de tiempo. Muchos somos los que nos hemos equivocado de carrera, y, estoy seguro, habrá muchos que, aunque seguros de que lo que eligieron es su verdadera vocación, en algún momento tuvieron sus dudas.

No estoy seguro de qué se pueda hacer para evitar este error, lo digo porque yo me equivoqué de carrera, pero haciendo reflexión en el proceso mental que hice para elegir, no encuentro error: cuando salí de la conferencia de opciones profesionales en el Tec salí profundamente convencido, y hasta entusiasmado, de que lo que yo quería ser era Periodismo. Tal vez fue culpa de Ma. Elena, mi entonces directora de carrera, que es muy buena para entusiasmar a los que la escuchan; tal vez fue culpa de Adriana, estudiante de LMI; pero principalmente creo que fue porque no tenía nada con qué contrastar mi elección. Un par de años después sentí que había dado la vuelta equivocada en algún lado, un año más tarde estaba convencido de mi error.

Mucha gente me lo dijo en su momento "cámbiate de carrera, aún no es tarde" (una amiga me confesó hace poco que ella también pensaba así, pero no me lo dijo), y la verdad es que no se porqué no les hice caso. O bueno, si: soy muy necio -y tal vez fui demasiado orgulloso- como para admitir tan abiertamente que me había equivocado. Hoy ya estoy a un año de acabar con la carrera, ya es muy tarde para cualquier cambio sobre la marcha, pero para eso hay maestrías, para arreglar los errores de la carrera.

Ojo, no han sido 5 años tirados a la basura. En el inter he aprendido muchas cosas interesantes, he leído muchas cosas que han valido la pena, conocido gente muy valiosa que, tal vez, no hubiera conocido si hubiera elegido otra carrera y tenido otro horario. Del periodismo he aprendido que es una carrera (u oficio) que requiere una verdadera vocación; muy valioso para el que quiere hacerlo y disfruta de ello. A mi no me atrae el vivir para la noticia, perseguir la nota, pero respeto y admiro mucho a los que pueden vivir así.

No creo tener mucha autoridad moral para aconsejar a quienes están por elegir carrera, sólo que vean muchas opciones, y estén muy conscientes de qué les gusta, independientemente de si tienen las habilidades para ello, y sobre ahí empiecen a construir. Que no disparen a lo primero que se mueva, porque eso sólo trae más confusión. Y sobre todo, que sepan que NO es una decisión definitiva en sus vidas, que si sienten que se equivocaron, no teman marcar un alto y decir, "¡me equivoqué! va pa' tras" y que siempre habrá algún modo para arreglar las cosas.

"Don't worry, be happy" (Creo que nunca ha aplicado mejor jaja)

20100109

Se va una gran señora


Ayer fue la última vez que vi a mi abuela. La verdad me ha impresionado mucho la transformación que ha sufrido de hace unas semanas para acá. El día de la comida de Navidad (19 de diciembre) se le vio entera, es cierto que ya se encontraba algo débil, pero se movía relativamente por su cuenta, platicaba, comía, reía. Pero de ese día en adelante, pareciera que las fuerzas la abandonaron y ella decidió ya irse.

Ayer que entré a verla en la noche, nada quedaba ya de aquella gran señora que alguna vez dominara su casa, que nos educara a la mayoría de sus nietos, que pudiera manejarse sola por la vida. Ayer vi ya a una viejita, linda en su imagen, acurrucada en su cama, a la que las fuerzas le han abandonado y esperando a que la muerte pase a recogerla. Dice que le da miedo, y quién podría no tenerlo: la muerte es algo raro, un paso a lo desconocido, dejar todo lo que quieres en esta vida...supongo que es normal que en ese último momento nos de un 'ataque' de egoísmo y no queramos irnos.

La verdad es que me quedo tranquilo sabiendo que fui un buen nieto y ella una buena abuela. A veces llegamos a tener nuestros choques, pero siempre dentro del cariño y nunca con ganas de ofender al otro. Con gracia recordaré cuando volteaba sus vasos o tazas al finalizar su bebida, sus tendencias cleptómanas, su manía por educar ("se le va a caer la cabeza?" cuando subías el codo a la mesa y recargabas tu cabeza), entre tantas cosas. Tampoco podré olvidar los muchos años que viví en casa de mis abuelos, su labor en mi educación, y a la que yo consideré mi hogar.

Cuando te vayas Uca, ve por nosotros desde allá!


20100105

"What we learned as children, that one plus one equals two, we know to be false. One plus one equals one. We even have a word for when you, plus another, equals one. That word is love. "
-Zen though, Life-